Pudín de coco con salsa de piña y mango

Un postre o un capricho que tienes que darte este verano. 

Cantidad

6 personas

Preparación:

2 horas

Dificultad:

Intermedia

Antes de comenzar

¡Ay! ¡Verano! época en la que desterramos el horno a simple armario para las sartenes, que con estos calores no es para menos, así que si no se te ocurre un dulce que preparar y que te ponga el modo vacaciones on tienes que preparar este pudín de coco con salsa de mango y piña.

Aviso para los menos golosos, este pudín es perfecto para ti. Con su base de pan mezclado con el dulce de coco casero aportan un sabor suave y mucho aroma, aunque nada empalagoso, además la salsa de frutas nadando le da la jugosidad y la frescura. Así que no te la puedes perder.

Ingredientes

  • 1 molde de 21 cm
  • 12 cucharadas de azúcar
  • 240 ml leche entera
  • 150 gr dulce de coco
  • 300 gr pan rallado
  • 15 gr mantequilla
  • 2 huevos
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita canela molida
  • 160 gr de piña y mango
  • 3 cucharadas de agua

Y para el dulce de coco:

  • 160 gr de azúcar
  • 125 ml de agua
  • 1 rama de canela
  • 240 gr de coco fresco rallado

 

Preparación

Pon en un cazo el azúcar, 125 ml de agua y la canela, cuece entre 5-7 minutos a fuego medio. Después añade el coco rallado y cuece suavemente en torno 10 minutos. Ves removiendo poco a poco.

Tardará unos 10 minutos. Cuando termines apaga el fuego y retira para que se enfríe. Ya tienes listo tu dulce de coco casero.

Después en otro cazo derrite 6 cucharadas de azúcar con 1 cucharada de agua fría. Lleva a ebullición y deja cocer 3-4 minutos. Busca que quede un caramelo color ámbar claro. 

Cubre con el caramelo el fondo molde y muévelo para que se recubra la base entera.

Lo siguiente es mezclar bien la leche, el dulce de coco enfriado, el pan rallado, la mantequilla, los huevos, 2 cucharadas de azúcar, la sal y la canela hasta que esté todo perfectamente integrado y sea una pasta densa.

Vierte todo en el molde que has preparado con el caramelo.

Tapa el molde o con una tapa que cierre completamente o con papel plástico tipo film para hacer al baño maría. 

Coge una cacerola lo suficientemente grande, mete el molde ya tapado y llena de agua hasta algo pasado la mitad del molde. 

Pon al fuego, y lleva a ebullición y baja el fuego y deja que se cueza suavemente. Mantén al fuego durante 1 hora.

El pudín estará listo cuando cuando esté bien cuajado por los bordes pero el centro quede tierno y tiemble un poco.

Retira el molde de la cacerola  sin quemarte con unos guantes de horno y deja que enfríe antes de desmoldarlo.

Aprovechando el tiempo de enfriado puedes ir preparando la salsa de frutas mezclando las frutas, 4 cucharadas de azúcar y otras 3 de agua. Cuece durante 15 minutos para que se forme un almíbar, todo esto a fuego medio.

Una vez frio el pudín, desmóldado, presenta y cubre con la salsa de frutas. Puedes refrigerar para mantenerlo y tomarlo en los días más calurosos del año.. 

+ Consejos

El coco mejor ya preparado

Al principio de la receta ya tienes la receta del dulce de coco casero, pero si quieres prepararla necesitarás coco fresco, obvio ¿no?

Pues o bien puedes coger cocos enteros, vaciarlos y abrirlos y luego retirar la carne, lo que puede acabar siendo muy trabajoso, y en verano una actividad poco aconsejable, por lo que si puedes encontrar coco fresco pelado, aprovecha y utilízalo.

 

¿Cómo hacer pan rallado?

Puedes aprovechar pan viejo de un día o dos, o incluso pan reciente, sólo debes cortarlo y triturarlo hasta que quede un grano fino. 

Después hornea a 150ºC con calor arriba y abajo, si tienes ventilador puedes utilizarlo. El tiempo dependerá del tiempo del pan. Si es del mismo día hornea 25 minutos, si el de ayer, unos 15 minutos y si tiene algo más unos 10 minutos.

Lo importante es que lo esparzas bien sobre la bandeja para que se seque bien. Lo que sobre puedes guardarlo para otras recetas en un tarro hermético.

 

Ingredientes frescos

Elige tus frutas tropicales favoritas, yo he utilizada mango y piña, pero perfectamente puedes hacer combinaciones con tus frutas tropicales favoritas: guayaba, papaya o incluso chirimoyas si pillas la época. 

Lo que aquí es lo más importante es que sean frutas frescas y de temporada, nada de fruta en almíbar o congelada, así no sólo evitaremos el exceso de azúcar (ques esto ya lleva bastante) sino que equilibraremos bien los sabores y mantendremos el sabor de la propia fruta.

Sin duda es una receta original, muy buena y que si tienes un punto #panarra como yo seguro que el pudín es una gran opción para ti. Si no eres tan fan, dale una oportunidad, pruébalo aunque sea en pequeño formato y luego me dices que te ha parecido. Recuerda no todos los dulces tienen porqué ser en horno y en la variedad está el gusto, así que anímate! 

… y por supuesto si la preparas no te olvides de subirlo a las RRSS con el hashtag #delicemaisonblog

 ❤️ like 💬 comenta 👥 comparte 

 

Más recetas

Galletas de maíz y gofio

Tarta de queso, plátano y dulce de leche

Pastel de ruibarbo y merengue

Pin It on Pinterest

Share This