Noodles con salsa de cebolleta y jengibre

Una comida sencilla con una salsa llena de sabor, la probamos?

Servicios

4 personas

Preparación:

20 minutos 

Dificultad:

Muy Fácil

Antes de comenzar

Comenzamos el verano, el termómetro sube… es hora de cambiar la temporada en la cocina y no sólo de disfrutar de recetas frescas, sino también de esas que llevan poco tiempo preparar, son fáciles y en un momento te han solucionado la comida. Esta receta es una de ellas y la salsa que lleva te va a sorprender por su sabor. 

En casa ya la hemos preparado muchas veces, cambiando el tipo de fideo, incluso preparando los nuestros propios, pero como indica David Chang en su libro la salsa sirve para multitud de platos e incluso si quieres añadir aun huevo frito a la receta o un poco de tofu frito, siéntete libre y prepara tu propia receta.

Ingredientes

  • 400 gr de fideos de trigo, a tu elección.
  • 200 gr de cebolleta dulce
  • 50 gr de cebolletas chinas picadas
  • 25 gr de jengibre fresco rallado
  • 30 ml de aceite de nuez, o sino aceite de oliva
  • 1 – 1/2 cucharada de salsa de soja clara 
  • 3/4 cucharadita de vinagre de jerez
  • 3/4 cucharadita de sal

Preparación

Es importante dejar que la salsa se marine unos minutos, así que comenzaremos a cortar muy finamente las cebolletas, casi a láminas transparentes, o lo más finas que puedas. Si tienes una mandolina aprovecha y reduce tiempo de corte.

Pica también las cebolletas chinas igual y mezcla. Ralla el jengibre encima.

Después mezcla bien las cebolletas y el jengibre con el aceite, la salsa de soja clara, el vinagre y la sal, prueba y si ves que necesita corregir algo la sal hazlo ahora.

Deja reposar 15 minutos en la encimara, aunque si quieres que esté más fría puedes meterla en nevera.

 

Cuece los fideos dependiendo de la variedad según las instrucciones del paquete. Déjalos con textura, que no se queden blandos.

*El truco para que queden estupendos, que pare la cocción y atemperados es verterlos en un escurridor y luego meterlo  en un bol grande, llenarlo de agua con el grifo corriendo,  removiendo con la mano se irían enfriando. Eso sí cuidado, alguna vez me he quemado por llevar prisa. 

Con los fideos cocidos y enfriados, vierte en un bol grande o cacerola, hecha 6 cucharadas de la salsa de cebolleta y jengibre y mezcla. 

Opcional: Si te parece poca salsa añade más a tu gusto.

Sirve los fideos aderezados en boles y disfruta de la comida. Como ves esta receta no tiene más misterios ni dificultad. Que aproveche!

+ Consejos

Fideos caseros

¿Eres un valiente? ¿quieres llevar la receta a otro nivel? Prepara tus propios fideos ya sea con máquina de pasto o cortados a cuchillo. La diferencia la vas a notar..

Mezcla 400 gr de harina 00 o panificable, 150 gr de agua templada y amasa al menos 10-15 minutos hasta que se forme una bola, sea elástica y esté suave. Envuelve en papel film y deja reposar 30 minutos. Después aplana bien con rodillo y pasa por la máquina de pasta o dobla y enrolla y corta los fideos.

Para cocerlos con 5 minutos en agua hirviendo será suficiente. Y no olvides cualquier duda puedes preguntar wink

Cambia la pasta

Normalmente nos vienen a la cabeza los fideos normales de trigo, pero puedes usar de cualquier tipo: arroz, alforfón, batata o los konjac.

En cambio si lo tuyo no son los noodles puedes recurrir a los tallarines o espaquetis más clásicos y que están en cualquier lugar.

Incluso si lo prefieres puedes también utilizar arroz, la virtud de esta salsa es que queda bien con casi todo y en especial con lo que tengas por casa.

 

Cebolletas

Personalmente me gusta hacer la mezcla entre cebolleta normal y cebolletas chinas, incluyendo las partes verdes. Quizás sea una manía pero me resulta más agradable, eso sí no debes preocuparte por no encontrar las chinas, sólo añade la misma cantidad de cebolleta y arreglado.

Lo más importante quizás es que las cebolletas sean dulces, que no piquen y que mantengan el equilibrio entre el frescor y el picante ligero del propio jengibre. El riesgo de usar otra variedad es que te quede el paladar inundado durante horas, y que el resto de ingredientes pasen un poco más disimulados.

¿Quién puede decir que esta receta es complicada? Cocinar no tiene porqué ser difícil, y con pocos ingredientes y unos minutos para prepararlos te puede dar muchas satisfacciones más en días como estos que el calor sube y no apetece mucho pasar tiempo entre fuegos. ¿Qué opinas? ¿Te apuntas a preparar esta receta y compartirla? ¡Súbela a Instagram, a la página de Facebook o Pinterest y añade el hashtag #delicemaisonblog !

Más recetas

Ensalada de papaya verde y gamba roja

La mejor receta de alitas de pollo

Ensalada de endivias rojas

Pin It on Pinterest

Share This