Maíz de verano, beicon y cebollas a la plancha

Una receta sorprendente que te hará ver el maíz con otros ojos.

Servicios

4 personas

Preparación:

30 minutos

Dificultad:

Intermedia

Antes de comenzar

Hay recetas originales, sabrosas, divertidas y sorprendentes, esta receta de maíz de verano, beicon y cebollas asadas lo tiene todo y cuando la pruebes entenderás el porqué. Su contraste entre dulce y salado es perfecta, dejando un sabor de los de querer repetir. 

La diferencia no obstante la marca no sólo el maíz fresco y un buen beicon como el de nuestros amigos de La Carnicoteca de José Luis López Olid, sino que el añadido de las cebollas a la plancha son un aporte fundamental, y desde ahora mi forma favorita de cebollas, caramelizadas con sus mismos jugos, con su propio peso y paciencia, te dan un sabor dulce superior.

Así que ves cogiendo los ingredientes que vamos a empezar!

Ingredientes

  • 700 gr de granos de maíz fresco (aprox 4 mazorcas)
  • 6 lonchas de beicon ahumado
  • 55 gr de cebollas a la plancha (ver receta abajo)
  • 120 ml de caldo de pollo, verdura o carne
  • 2 cucharadas de miso blanco
  • 2 cucharadas de amtenquilla sin sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 100 gr de cebolletas laminadas
  • sal y pimienta negra recién molida

Preparación

Primero pon a calentar una sartén de hierro para que mientras preparas los ingredientes coja temperatura, tiene que estar muy caliente.

Aprovechando la espera, prepara con la mantequilla en pomada, el miso y una varilla hasta que ambas cosas estén completamente mezcladas. Reserva.

Corta el beicon en tiras transversales de unos 2,5-3 cm, aunque tampoco tienes que ponerte melindroso si quedan más grandes o pequeñas. Deja también preparado.

Después toca desgranar todas las mazorcas y dejarlas listas para su uso.

Cuando la sartén ya haya cogido temperatura, haz el beicon, removiendo de vez en cuando hasta que quede a la mitad más o menos (4 minutos). Debe estar dorado pero sin pasarse de crujiente.

Sácaloa un plato y limpia de la grasa del beicon la sartén.

Vuelve a poner la sartén al fuego, esta vez con el aceite de oliva y deja que coja temperatura sin que llegue a humear. 

Saltea el maíz, o removiendo con una cuchara, buscamos que coja un tono brillante y algo tostado, pero si hace ruido de palomitas baja el fuego y sigue cocinando. Te llevará otros 2-4 minutos.

Incorpora al maíz el beicon, las cebollas a la plancha y mezcla todo bien en la sartén. Luego vierte el caldo, la mantequilla de miso, una pizca de sal y unas vueltas de pimienta negra al gusto.

Con esto conseguiremos glasear el maíz quedando brillante por la salsa. Estará listo cuando no quede anda de caldo en el fondo.

Por último reparte una ración generosa en cada plato, decora con parte de las cebolletas picadas y disfruta de esta delicia recién sacado de la sartén o templada.

+ Consejos

Cebollas a la plancha

Para preparar unos 110 gr  necesitarás unas 6 cebollas blancas, cortadas en rodajas finas, dos cucharadas de aceite de oliva y un pellizco de sal. Preferiblemente una sartén de hierro y 50 minutos de tu tiempo.

1º calienta bien la sartén con el aceite a fuego medio-alto, cuando ya esté muy caliente añade las cebollas todas de una vez. Quedará una montaña de cebollas. Deja que se cocinen 2-3 minutos sin tocarlas.

2º Remueve con cuidado las cebollas y añade la sal, ahora cocina durante 50 minutos sin aplastarlas y manteniendo el mismo calor, sólo las tendrás que ir volteando cada 3-4 minutos.

3º 15 minutos después las cebollas de abajo irán cogiendo color,  y soltarán líquido, y gracias al peso de las que hay encima se irán caramelizando en sus propios jugos.

4º Cuando veas que se han reducido mucho en volúmen, quedando más tiernas, baja si lo ves necesario un poco el uego, y remueve cada 10 minutos para que no se peguen ni quemem.

5º 50 minutos más tarde tendrás una pequeña cantidad de cebollas, serán tremendamente dulces pero con una textura suave. Sácalas deja que se atemperen y refrigera hsata su uso, te aguantarán entre una y dos semanas en un taper cerrado.

Miso a tu gusto

El miso blanco no es un ingrediente muy usado en nuestra gastronomía por lo que si tu paladar no es muy aventurero, cuida su uso. 

Si nunca lo has probado comienza por incorporar sólo una cucharada en vez de dos, para ver si es de tu agrado, después según la vayas preparando puedes ir incrementando.

Por propia experiencia puede arruinarte la comida si no tienes cuidado, como me pasó con unos espárragos, ten en cuenta siempre su carácter salado.

Igualmente, si usas una mantequilla con sal porque no tienes otra, baja cantidades de miso, no me gustaría nada que tu plato se convirtiera en una salmuera.

No al maíz enlatado

Lamento ser inflexible con esto, pero el maíz enlatado suele llevar unas cantidades de azúcar increíbles y los granos ya vienen tratados y te arruinaría la textura.

Ahora estamos en verano, y tenemos mazorcas en muchos sitios, son estupendas al natural, y ya son naturalmente dulces con ese puntito salado. 

Sólo debes limpiar bien de sus hojas, y desgranar con un cuchillo por ejemplo. Tendrás unos granos llenos de sabor y que darán al plato una perfecta textura cocinados y glaseados. 

 

Este plato de maíz de verano, beicon y cebollas a la plancha es estupendo para comerlo como entrante, como una comida ligera o para convertirse en la estrella en tu próxima barbacoa y disfrutar este verano de unas estupendas mazorcas pero de una forma algo diferente.

Mi consejo es, en especial si tienes invitados, que tengas todo preparado y a mano, en especial las cebollas a la plancha, para que en 10-15 minutos lo tengas todo listo y todos podáis disfrutar relajadamente de la comida, estamos en verano así que fuera estrés.

Espero que te haya gustado y te animes a prepararla en casa, si lo haces no dudes en subirlo y añadir el hashtag #delicemaisonblog me encantará ver cómo te ha quedado!

 ❤️ like 💬 comenta 👥 comparte 

Más recetas

Una ensalada caprese diferente

Pasta con sardinas

Jjolmyeon fideos especiados coreanos

Pin It on Pinterest

Share This