Ensalada de higos y jamón

Una deliciosa ensalada llena de sabor para compartir

Servicios

4 personas

Preparación:

15 minutos

Dificultad:

Muy Fácil

Antes de comenzar

Si todavía estás a tiempo de encontrar higos frescos, no lo dudes y aventúrate a preparar esta sencilla ensalada de higos rojos y jamón ibérico que va acompañada de mozzarella fresca y un aliño muy especial de miel, limón y aceite de oliva.

Es una receta sana, rápida y con un sabor estupendo, con productos de mercado y sin duda un buen jamón hará las delicias de toda la familia. ¿Comenzamos?

Ingredientes

  • 4 higos rojos o cuello de dama
  • 100 gr. de jamón ibérico de bellota
  • 1 bola de mozzarella de 250 gr.
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de 1 limón
  • 1 cucharada de miel

Preparación

Comienza preparando la mozzarella cortándola según más te guste y deja que escurra un rato el suero.

Atempera el jamón si ha estado refrigerado sino prepara para montar la ensalada.

Corta los higos en cuartos, un higo por persona o puedes duplicar todo para disfrutar de ración doble.

Emplata la mozzarella poniendo por encima el jamón y después coloca los higos troceados a tu gusto.

Es momento ahora del aliño, emulsión el aceite, el jugo del limón y la miel hasta que esté todo bien mezclado y riega con una cuchara tu ensalada.

Ya sólo te queda servir en platos o en una fuente central todo, y puedes poner el resto del aliño para quien quiera echarse más. ¡Más sencillo imposible!

+ Consejos

¿Ibérico?

Si puedes darte el capricho de un buen jamón ibérico de bellota adelante, pero sino tienes dos alternativas bien ricas que irán igual de bien: el prosciutto o el speck combinan a la perfección en esta ensalada.

Va de quesos

Soy una enamorada de los quesos, y creo que puedes utilizar las alternativas que más te gusten aunque no sean mozzarella, por ejemplo un requesón, quesos frescos, ricota o un blanco tierno canario pueden quedar perfectos. Anímate y prueba.

Rojos, blancos o brevas

Te recomiendo que elijas siempre higos que son algo más finos a las brevas, pero en cuanto a color o textura los que más te gusten. He probado ambas y quedan genial.

Yo prefiero los rojos pero eso ya es cuestión de gustos. Elige tu favorito!.

Esta receta es no sólo muy sencilla y rápida, sino una forma muy diferente de prepararte una ensalada para variar la rutina a la que estamos acostumbrados. Depende de uno el darle su toque personal, siempre puedes añadir hierbas como albahaca fresca, o cambiar el zumo de limón por lima, o cambiar el queso. Lo importante es que te animes a preparar cosas diferentes.

Así que es tu turno, prepárala en casa y comparte si te ha gustado y cómo la has preparado.  Y ya sabes no te olvides y dale un  ❤️ like 💬 comenta 👥 comparte  ¡puedes subirla a las redes con #delicemaisonblog !

Más recetas

Batata asada con requesón y aguacate

Ensalada caprese diferente

Fideos especiados

Pin It on Pinterest

Share This