Arroz caldoso con carabineros

Uno de los favoritos, ¿quien podría resistirse a este manjar?

Servicios

4

Preparación:

50min

Dificultad:

Baja

Antes de comenzar

Si tuviera que elegir los platos más representativos de casa, no me cabría duda que este arroz es uno de ellos, cremoso, lleno de sabor y sutilezas que hacen las delicias de familia y amigos cada vez que lo preparamos. Para nosotros un básico que requiere un buen caldo, un buen arroz y de una cacerola ancha para que el arroz se haga todo por igual. Nadie puede resistirse a esta receta. ¿Te animas a prepararla?

Ingredientes

  • 8 carabineros 
  • 350 gr de arroz carnaroli
  • 1,4 l de caldo de marisco o pescado, y un 10% extra para corregir
  • 1 pizca de hebras de azafrán
  • 4 chalotas
  • 4 tomates maduros pequeños
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

Comienza pesando el arroz y deja reservado para más tarde.

Pela y pica también las chalotas en brunoise. Escalda los tomates para retirar la piel y troceado. Reserva también pero sin mezclar cada cosa.

Calienta el caldo de pescado y deja a temperatura suave pero caliente. Si no tenías caldo preparado, aprovecha ahora para hacer uno con raspas y cabezas, alguna verdura con las partes verdes le aportará frescura. También puedes aprovechar alguna de las cabezas de los carabineros y los caparazones, con 25 minutos será suficiente para tener una buena base. 

No te olvides que hay que mantenerlo caliente, lo vas a necesitar en breve.

Pon a calentar una cacerola de base ancha con dos cucharadas de aceite, Mientras quita las cabezas de los carabineros, también los caparazones y deja sólo la cola. Una vez el aceite esté caliente tuesta las cabezas, ¡ojo! no las muevas, deja que primero se hagan por un lado y luego voltea para que se hagan por el otro. Le dará un toque ahumado realmente bueno al resultado final.

Retira las cabezas. 

Ahora sofríe las chalotas hasta que estén tiernas, no tienes que dejar que se doren, una vez conseguida la textura añade el tomate picado, y rehoga todo durante 5 minutos a fuego bajo-suave. Después incorpora el arroz que tenías preparado y remueve durante un minuto

Cuando veas que el arroz comienza a estar traslúcido es momento de echar el caldo, aunque debes dejar el extra al calor más bajo para corregir el punto líquido que más te guste al final de la cocción. Añade las hebras de azafrán también, con unas pocas entre 5-10 son suficientes.

Deja cocer a fuego medio, sin que hierva fuerte, dependerá del arroz, pero calcula unos 15 minutos. Pasado el tiempo añade los carabineros y deja cocer otros tres minutos. En el caso que tus carabineros sean unos atletas de tamaño extra aumenta el tiempo un par de minutos, o márcalos antes de colocarlos sobre el arroz, además le dará una textura que combinará muy bien con lo meloso del arroz.

Hacia el final si ves que el arroz te ha quedado un poco seco, sobre todo las primeras veces, puedes añadir el caldo que has dejado al mínimo, conseguirás el punto exacto de caldo que más os guste en casa, o según te apetezca el día que lo prepares

Sirve en platos hondos y coloca 2 carabineros por plato.. Ahora sólo queda que lo disfrutes!

+ Consejos

Un buen caldo

Aunque pienses que cualquier preparado del súper es mejor, no te va a costar esfuerzo poner unas raspas, alguna cabeza o restos de gambas para hacer en menos de 30 minutos un caldo que hará maravillas en esta receta. Merece la pena y el esfuerzo es mínimo.

El arroz

Puedes escoger el arroz que más te guste, pero tengo comprobado que aquellos que absorben el caldo y mantienen su forma son los mejores, esos que tienen una cremosidad que aportar. Para mi el carnaroli va perfecto, pero he tenido muy buenos resultados con arroces valencianos que no tienen nada que envidiarle.

Buenas alternativas

Los carabineros, seré realista, no es el más económico de los manjares, así que si quieres ajustar presupuestos, puedes pedir que te den colas si tienen, resultan igual de bien, y puedes dar el toque tostado de las cabezas con unas gambas. 

En último lugar, me gustaría decirte que este arroz es para mi un básico en casa porque el broche de oro lo pone cuando lo puedes celebrar y disfrutar con la familia y amigos. Un domingo, acompañado sabe mejor y es más entretenido. La sesión  de sobre mesa obligatoria y hasta que el cuerpo aguante.

Para mi, como inicio de esta nueva aventura, será un honor que un pedacito de la alegría de ese cocinar para los demás que sale de mi cocina también llegue a tu casa, porque en el compartir y vivir en donde está el verdadero triunfo de esta receta.

Más recetas

Crema de zanahoria asada e hinojo

Besugo en escabeche

Coles de Bruselas con vinagreta de pescado

Pin It on Pinterest

Share This