¿Y que hay de mi?

Fuera de horario de oficina casi siempre estoy tramando algo, o por lo menos disfrutando de algo rico, y es que desde que comenzara mis primeras incursiones en la cocina de mi bisabuela con cuatro años, entonces preparaba más engrudos que otra cosa, han pasado ya un buen puñado de años, y ahora un montón de años después nuestro día a día se ha convertido en un viaje de sabores y de experiencias.

Nuestra cocina es indescriptible, repleta de decenas de especias, moldes, cuchillos, cacerolas, harinas, artilugios varios… prueba todo ello de mi locura. Si a esto le añades un cuarto inundado de focos, tablas, telas y cachivaches para fotografía, veréis que no tengo freno. Que le voy a hacer, no tengo remedio. Me gusta cocinar y experimentar.

Recupera la cocina en casa

Está muy bien comer fuera, pasar un buen rato con amigos y familia, relajados sin el estrés de cocinar, pero hay algo que nos une y crea el recuerdo, algo tremendamente agradable de las comidas en familia, mientras uno guisa, otros toman una copa de vino, o un amigo de cuenta las penas y alegrías, mientras el horno desprende el aroma de un buen bizcocho. Cocinar y recuerdos van siempre unidos. Momentos para compartir, donde mimar a las personas que queremos, y donde crear los sabores que acompañarán nuestra vida. 

Vuelta al mercado y al alimento fresco

Apostando por productos frescos, de temporada, ese momento en que te aconsejan, de compartir, de conocer qué estamos comiendo, de donde viene y el trabajo que cuesta que llegue a nuestra mesa. De ahí al respeto por el alimento, para cocinarlo y sacar su máximo sabor, mezcla de tradiciones y nuevos conocimientos. En resumen nuestra herencia cultural y familiar. 

Un viaje gastronómico: aprendizaje, diversidad y diversión

Es cierto que en casa somos muy aventureros a la hora de probar cosas nuevas, aunque que no nos quiten nuestras lentejas, las fases o la paella, pero lo que si que hemos cambiado es salir de las cuatro recetas de todos los días. Nada mejor que añadir color a la rutina que aprender y variar, ya hace más de un año comenzamos a hacer cuatro recetas diferentes por semana, y al final llegamos a las 100, y ¡seguimos sumando!

¿Y porqué Délice Maison?

}

Aprende algo nuevo

Cocinar es aprendizaje y tradición, descubre todas las recetas que pueden animar y sorprender a tu familia. Recetas que no te dejarán indiferente, lo que necesitas para romper la monotonía en la cocina.

Imágenes propias y únicas

Parte importante de cualquier plato, es que nos entre por los ojos, así que nada mejor que todo el contenido fotográfico corra a cuenta de una viaje Nikon D60, un 50mm. Todas las imágenes son propias así que no encontrarás nada igual.

Z

Recetas 100% recomendables

Toda receta publicada han sido cocinada, y probada en casa, fuera experimentos sin sentido, con fotos espectaculares llenas de colores. Aquí sólo hay cabida para buena comida.

v

Consejos para el éxito

Los trucos para los magos, no hay nada mejor que la experiencia para dar las mejores recomendaciones en cada receta, porque dejarse parte fuera para que no lo consigas no sirve ¿hay algo que se te resiste? ¡Eso se ha acabado!

Marina Diaz

Délice Maison

Este blog es una parte más de mi

Quiero compartir contigo lo que más me gusta y me apasiona, y aunque he tardado en dar el paso, aquí estoy, con todas las ganas para hacerte llegar recetas diferentes, variadas y que te hagan viajar sin salir de casa. Pero si quieres seguirme los pasos, puedes estar al día en nuestros perfiles  en Instagram, Twitter, Facebook y Pinterest. También puedes ver recetas fantásticas en el Blog del Mercado de Chamartín, no sólo encontrarás recetas sino mucha información interesante, ¿a qué esperas?. 

Bienvenido a Délice Maison, espero que hayas venido para quedarte!

Pin It on Pinterest

Share This